salto vacío

>Salto al vacío

>Contando cinco minutos para la medianoche, comienzo a escribir por acá otra vez, en un intento más de coger el ordenador (tomar el ordenador, asir el ordenador… bleh, creo que es imposible desapegar el discurso de estos malos deseos) qué ordenador, ya me cansé, chapo mi compu y a escribir y no me corrijas maldito word del mal por qué caraxo no me vas a dejar escribir como me venga en gana!, ve y subráyate a la…

Comienzo de nuevo.

Hoy vuelvo a escribir en la compu, corrijo, odio el word para escribir, no habrá otro procesador menos molesto a la hora de escribir? Estoy seriamente considerando algún software de open source, cómo se llamaba ese programita ese que vi el otro día y que me bajé y lo tengo allí apilado en algún oscuro rincón al fondo de mi carpeta de downloads? True algo, ese que no era tipo what you see is what you get sino era un olvídate de todo y mándate a escribir nomás. Lo digo porque comencé a escribir en word porque no me abría rápido el link de blogger, como si fuera a usar el editor incluido, creo que venía un editor pero no lo usaría por eso de que luego hago clic en guardar y me manda a error, pongo botón de regresar y muy triunfante me muestra la página en blanco. Y eso que ya me había cambiado a Mozilla (alias Morcilla) y que me gusta bastante aunque se me demore en cargar imágenes sencillotas.

Como decía antes del ataque verborreico. Comienzo de nuevo a escribir palabr(otas).

A veces me parece que los adjetivos son más que nada enemigos de toda oración simple. Siempre están que se cruzan por todos lados intentando asir los objetos, pero si nunca lo van a lograr, dénse por vencidos de una maldita vez.

En fin, como decía, cogí la compu para venir a hablar de algo muy puntual. Se viene diablo III. No, en serio, venía para hablar de algo (a menos que hayan visto ya el trailer del diablo III, el trailer malísimo me pareció, en comparación con lo visto en los dos diablos anteriores y digamos que en Blizzard ya no confío mucho, después de la gran cagada inflada en que convirtió al WOW que ya anda en su tercer año o quizá cuarto si ando contando mal los años.

Y ya no quiero hablar de nada.

Iba a hablar de mi mouse que lo veo viejito. Pero que más da.

Cierro y a dormir. Nada que decir, nada que dibujar.

Y la compu se empolva.