Journey

The Second Journey

Acabo de regresar, sí, regresar de nuevo de Huaraz. Pasé semana santa con la familia y con Sobre Héroes y Tumbas de Sábato y con el Anticristo de Nietzsche y con El Mesías de Dune también, porque allá, en esas silenciosas tardes, siempre me provoca leer. Y acabé los dos primeros, y me da la sensación de que luego de terminar SHyT ya no soy el mismo, todo ha cambiado, la percepción de los personajes en esa novela ha sido tan, pero tan profunda, Alejandra me perseguirá por siempre y estoy seguro que se traslapará en mi realidad.

Todo lo que encontré en el libro lo estoy procesando, lentamente, como por ósmosis cada palabra suya. Así llegué a muchas conclusiones, a muchas viñetas que agregar a este caos que es mi mente. La amistad. Reflexiones sobre la amistad, los amigos, los conocidos, quizá me haya sugerido el libro que una amistad tiene sus grados, quiero hacer esto más estricto, en el sentido de que tenemos "conocidos" a montones, con esa palabra tan equívoca, es cierto, y amigos unos pocos. Es por eso que para mí, es hora de elevar otra vez la barra. Elimino de mi lista de amigos a muchos y los pongo de pronto en el lugar que les corresponde de conocidos. Un downgrade que puede servirme para no estar aburriéndome o preocupándome sin sentido.

El Anticristo me dejó un odio fenomenal por los sacerdotes, sé que ese era el objetivo y yo he picado el anzuelo, pero ¡qué ganas de picar el anzuelo!

Pronto comienzo clases, pronto.

Journey

The Journey: Final ~ Porque el maldito sol de una tarde no me deja más que escribir cosas tristes

Estoy solo aun cuando estoy con amigos. Estoy solo cuando camino con una amiga que se siente sola. Compartimos una soledad caminando juntos tanto rato.

Me doy cuenta de todas y cada una de las cosas que ocurren a mi alrededor. Disimulo, pero las siento. Es un don el ser observador? Pero no lo soy. No me doy cuenta de todas las cosas como imagino, sino que me doy cuenta de cosas que no importan y dejo de lado otras. Por ejemplo no me importa darme cuenta del color que llevan las personas puesto tanto como el semblante que ponen ante cada palabra. Aprendí a entender las conjugaciones de cada parte de la fisonomía de una persona, pero no entendí nunca otras cosas más sencillas. No entiendo muchas cosas que son sentido común… como leí en sickidiots, common sense is not so common after all.

Cada persona queda con una imagen diferente ante un mismo hecho, cada persona responde de manera diferente ante un mismo hecho.

Ayer volví a la facultad después de tiempo, caminé y caminé y un nuevo proyecto nació en mi mente. He dado ya dos pasos que me acercan al objetivo final, me falta sólo el último salto y llegaré a lo que estaba buscando. Será hoy o mañana… hoy o mañana.

I don’t want to be anything other than… what I’ve been trying to be lately

Comí una empanada de administración y luego volví a la facultad a sentarme un rato, escuché entre líneas lo que decían algunos amigos y cuando ya casi eran las 2 me deslicé fuera para irme a buscar a la neka. La encontré justo cuando salía de las cabinas del shino matrix, adonde siempre va luego de las clases de su instituto. Caminamos y caminamos por todo Salaverry hasta terminar cerca del mar, me hacía reir demasiado, y yo la miraba y la veía reir, pero luego dejaba de hacerlo y volvía a estar triste. Recuerdos. Hace cinco años. Tenía 17. Hace cuatro años, tenía 18. Hace tres años, tenía 19. Son constantes que me recuerdan que siempre intento hacer reir a mis amigos cuando están tristes, pero mis empresas siempre fallan, porque un instante fugaz de risa siempre acaba, no dura más que un instante. Mientras que mi felicidad es más duradera. Nunca podré retribuir todo lo que han hecho por mí por más que lo intente, porque vivo mi felicidad intentando contagiar a los demás pero no puedo. Me refugio en Nietzsche y siento que la compasión debe ser desterrada de mí y lo intento pero no puedo… Mi objetivo de someter mis sentimientos a mis ideas me llevan siempre a recorrer una espiral maya, que vuelve con un cambio… Una persona diferente a quien intento hacer feliz sin éxito. Y la veré nuevamente derrumbarse en lágrimas y llorar y yo sin poder hacer más que tratar de consolarla y siempre huir, volver a huir porque no puedo dejarme ver a alguien así, no lo soportaría nuevamente, es por eso que huí todas las anteriores veces, es por eso que huiré la próxima vez y tan fácil que es para mí borrar a una persona de mi mundo, no volverle a hablar nunca más para protegerme, negarme cuando estoy encerrado en mi mundo, viajar a provincia por una semana o un mes y mojarme en la lluvia, sentarme en las veredas cuando escampa y mirar el cielo y los nevados, irme del país nuevamente y empezar de nuevo donde nadie sepa cómo me llamo ni me miren con odio sabiendo que carga llevo.

Es tan fácil.

Bordeamos el mar, cruzamos el puente Villena, llegamos a larcomar y nos sentamos. El sol aun tenía mucho tiempo para mirarnos antes de sumergirse. Tomamos la avenida Larco y le dije a la neka para ir a ver a Paloma. Fuimos, la encontramos en su trabajo leyendo Harry Potter porque no habiá nadie. Estuvimos un rato conversando, riendo efímeramente. No pasaría ni media hora y yo ya estaba prendiendo un Yves Saint Laurent mentolado por la avenida Arequipa de vuelta a mi casa, pensando en tantas cosas… como cuánto durará nuestra amistad? No lo sé, ni quiero saberlo. Probablemente en ese mismo instante Carlita estaría entrando al ICPNA, eran las seis y veinte, y no sabría que yo estaba pasando por esa misma esquina, como dos meses atrás.

Corteza-mundo

Un par de días para el retorno del eterno vagabundo

Veía las vitrinas de los promovidos a intermedio en la Alianza Francesa y no encontraba mi nombre, buscaba y buscaba y no estaba. Pronto me di cuenta que me había equivocado de vitrina, busqué en la de la izquierda, cruzando el pasadizo y terminé enfrentándome con el triste hecho de que… mi nombre no estaba. Con los pies cansados y los hombros hacia el piso fui a preguntarle a la anfitriona más cercana. "Consulta en secretaría" me dijo. Toqué la puerta y me deslicé adentro, una señorita de lentes y sonrisa me dijo que espere detrás de una mesa redonda… mi nombre y apellidos… "sí, lo que pasa es que tu profesora no ha entregado las notas aún".

Mi alma dio un salto y me alegré por un instante antes de que mi mente me dijera "vieja puta" bien al oído. Decidí celebrarlo con un par de cigarrillos y una caminata. Sobre héroes y tumbas me está llevando mucho rato en terminarlo, más que nada porque no lo leo demasiado, no sé, desde que leí aquellas líneas de Shopenhauer que condenaban a los lectores excesivos me siento menos culpable.

El miércoles fue la clausura de mi taller de narrativa en el CCultural de la Cato, y un día bastante memorable, el jueves me fui a la playa y esta vez sí llevé el bronceador correcto así que no estuve con el horrible ardor toda la noche. El viernes me fui a… :X

Y bien, se me acabó la semana y lo que no quiero contar no lo cuento. Mañana iré de vuelta a la universida después de un tiempo que no iba. Y todo empezará de nuevo.

demi journey

Restos de aquél que grita su amor en el centro del mundo

El pasado se mezcló un momento en el medio de la semana pasada que no pareció para nada semana pasada para mí, que vivo de mis memorias, que vivo en los recuerdos y que salto de un instante pasado al futuro por instinto. Sí, no me sorprende que el tiempo me parezca tan relativo cuando mis recuerdos son vívidos. Si desaparezco un mes o un año o diez años, el tiempo no pasará para mí, porque veo a mis seres queridos en los instantes que tengo grabados en mi mente, mi memoria, ese terrible pozo de sensaciones me recuerda a diario todos estos momentos tan felices, tan tristes, tan amargos, tan dulces.

Es imposible, por eso, para mí extrañar.

Es imposible.

Pero sí extraño una sensación, una de ellas. Y mañana daré un paso más para recuperarla, porque este año he decidido volver siete años en el tiempo y volver al mismo instante en que había quedado todo desperdigado. Mi corazón con mis juegos de memoria, mi futuro y mi pasado, mis amigos y los porqués, y las verdades y mentiras de todos los caminos.. a un paso de mí, a un día de mí.

Y tan fácil que es decir adiós. Y tan fácil que es volver. Y tan fácil que es desbaratar mundos, empezar de cero, parirme nuevamente y ser feliz, todo por ser feliz, porque sí y porque es lo que quiero.

Al carajo con el mundo, otra vez!