Interlude

Breaking the circle

Terminé de caminar por aramburú algo somnoliento todavía luego de terminar de romper un círculo nuevamente, como si no hubiera sido suficiente con volver a hablar a principios de año con T. Pero no supe que desde entonces no la volvería a ver.
 
Es extraño y siempre empezaré la frase así, porque realmente todo para mí cuando es nuevo es realmente extraño, porque intento ver en mi interior y no encuentro ese vacío ahora. Y me alegra en cierto modo. Y me deja triste,
 
 nostalgia por un trozo de vacío perdido.
 
 Salir a caminar y pensar y volver a caminar en futuro y en círculos y abrazar el presente mientras pienso, habré hecho lo correcto?
Será lo bueno lo correcto?
Será lo correcto lo útil?
 
Por qué pensar ahora en eso, tan sólo estoy analizando ahora lo dicho
 lo más difícil es siempre analizar lo que se dejó por decir,
los silencios y las pausas y las palabras dejadas a la mitad
 y saber que cada una de ellas tuvo su motivo y su razón
y no entenderlas.
 
Caminas nuevamente en círculos
 
but this time the spin’s changed
 
….
 
Welcome to this world
           of unbelievers
 
con la triste U
 
de una Underwood que sólo existió
 
20 años atrás
 
in a galaxy far,
 far away.
 
demi journey

Volviendo a volver a marzo

Vuelvo a escuchar canciones deprimentes porque me hacen mucho bien.
 
Lo malo es que me hacen sentirme más y más alejado del mundo, como si no fuera suficiente vivir en otro mundo ya. Es extraño, como a veces por más ganas que tenga de no cambiar nada y dejar las cosas como están, poco a poco termino revolviendo esta y una historia más sin quererlo. Y lo peor es que me doy cuenta. Como si no fuera suficientemente tarde como para no cambiarla, pero no quiero hacerlo.
 
No quiero cambiar ni un minuto en ti, ni tomar un segundo que no me pertenece por ti y llevarte a un mundo que no es el tuyo y vivir hasta acabar la historia, no quiero tomar tu mundo ni así.
 
Ni explorar las raíces ocultas de todas tus motivaciones extrañas para mí, porque sé en el fondo que no podría soportarlo. Ni podría entenderlas sin perder el sentido común de las cosas que pasan a mi alrededor.
 
Sin embargo, sigo aquí, no?
 
Volviendo otra vez a volver a marzo, como cuando te encontré en algún pasado cercano y olvidado de días pesados y de aire tan húmedo de mediados de otoño.
 
Y volveré a volver a esperar a que termine marzo para llegar a abril y a ti.
 
Meteré los libros pesados al refrigerador otra vez.