Uncategorized

Un pequeño fuego en medio del incendio

Hoy ha muerto el tío Pancho, dormido, en su cama

en medio de la noche.

Y su muerte no contará

porque esta misma noche

han muerto otros 752 por la epidemia

y nadie puede salir de sus casas.

Ni yo podré ir a su velorio ni entierro.

Y le darán «cristiana sepultura»

Sin cristiana ni sepultura.

Lo cremarán y nos darán una cajita

Y nos dirán que cerremos la reja.

¿Qué se habrá querido señor ministro de Educación?