Uncategorized

Fin de noche

Casi lamento no haberte conocido
cuando era de día.

El sol abrasa
y mueve los corazones húmedos
hacia el vacío.

Una muerte
lentamente
extiende su sombra afable
entre tus piernas.

Escúchame esta vez
pues
casi lamento que sea de noche
y no pueda verte.

Detrás del mar
en el fondo de las montañas
yace un futuro
que no podré darte.

Casi lamento
haber vivido un día
un largo día
y noche
contigo.

Casi,
casi lamento que esta noche
llueva en tu corazón
lejano.