Uncategorized

>La soledad de abordar a un cigarrillo a las 2 y 40 de la madrugada

>Luego de unos cuantos años sigo igual. La misma digerida y vomitada realidad de siempre. Levantarse temprano, irse a trabajar, irse a estudiar, no entender, leer, quedarse dormido, despertar a las 2 y 40 de la madrugada y debatirse entre ponerse la piyama o prender la computadora. A veces gana uno, a veces el otro.

Hoy ganó la computadora. Leer, foros, wikipedia, ¿de qué se acuerda uno? Te acuerdas de esos dibujitos que veías cuando eras niño? Cómo se llamaban? Los halcones galácticos? O eran unos felinos? Ya ni siquiera recuerdas, verdad? Te pica la curiosidad. Googleas He Man, a ver que logras sacar de la historia del rubio bronceado héroe de su planeta. Encontraste He Man Gay en youtube. Un mexicano decidió redoblar (re-doblar) los videos de la serie, sacarlos de contexto y rellenarlo con groserías. Es que hay tantas formas de decir maricón en mexicano? Ni idea tenía que existían tantas lisuras en castellano. A la historia, de He Man saltaste, no sé como a DC Comics, te enteras de cómo le rompieron la columna a Batman, luego saltas, no sé como a los cuatro fantásticos y el hombre elástico, pero qué poder más inútil, y el Dr Doom, que en la película lo interpretó el mismo tipo ese que sale en Nip Tuck, que horrible, esa última temporada que viste antes de que falleciera tu televisor. Espantosa. Y sin embargo te quedabas viendo, como quien mira atarantado a Magali en la televisión, porque te atrae escuchar, leer sobre cosas que no deberías estar viendo, de la misma forma que te atraería una ventana abierta por donde pasaran mujeres desnudas, lo cual debe ser, después de todo la base de la pornografía en la red.

Un foro de Tolkien, uno de WOW, te pasas a Asimov y ya perdiste como media noche de sueño sin haber leído nada útil. Posteaste en un foro haciendo una pregunta sobre la traducción correcta de una expresión en otro idioma, porque sin sabe cómo terminaste pegándole los subtítulos de Heroes, la tercera temporada a tu dvd que quieres ver el domingo cuando la casa esté sola.

Y si te encuentran será un milagro, porque esta vorágine de basura arrastra todo lo que está cerca, y te busca, y sabe dónde encontrarte, y te está mirando, y quiere que la leas, que la entiendas, que te parezca divertida su lectura, que la palpes y le des forma, que la acumules y que la vendas, que la adores y que la moldees, que la engordes.

Relamiendo letras y saltando de link en link, acerco el cenicero al borde de la mesa y respiro una vez más el humo, cerrando los ojos.

Una respuesta a “>La soledad de abordar a un cigarrillo a las 2 y 40 de la madrugada

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s