Uncategorized

Noches de invierno en el futuro

Leerme es como leer a un hijo que nunca

quise tener,

escuchar su llanto y frustraciones que lograron darme a luz.

Imperfecta-

mente

Un producto de la locura,

una posibilidad infinita.

Una sola vuelta en la calle equivocada y todo hubiera sido,

pudiera haber,

habría debido,

tendría que ser.

Es una inconmensurable coincidencia, ¿verdad?

Mis latidos son un gajo del tiempo,

polvo en la mar,

puedes darte cuenta, mon semblable, mon frère?

Si hubiera sido,

pudiera haber,

tendría que.

Todo sería diferente,

quizá como tú lo hubieras querido.

Poco a poco,

y a rendijas podemos detenernos y

observar

la otra puerta, como yo lo he hecho,

eterno caminante de caminos circulares.

Por detrás de la cerrada verja

¿escuchas mis pasos aún?

A la distancia en el tiempo,

¿sabes que estoy llegando, aún?

A dar la vuelta y encontrarme con tus migajas.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s