Uncategorized

Las invisibles puertas

¿Qué hubieras hecho si nunca nos
hubiéramos encontrado?
Como te lo contara antes,
de no conocerte,
nada sería
muy diferente.
Habría sido feliz.
Sonreído igual que siempre mirando el sol,
en un atardecer cualquiera,
al lado de
una persona cualquiera,
en infinitas oportunidades.

No estamos condenados
por lo que hicimos o dejamos de hacer.

Escucha el tiempo,
hojea tus manos,
las rendijas
latientes de tu vida,
aspira o
espira.
Nunca estarás más viva que hoy.
Tan solo cuenta
los segundos
muertos
que a tu lado dejas.
Cadáveres,
montañas vacías
mientras piensas
qué hubiera sido mejor,
que tal si,
cómo podría haber.

Abraza tu pulso,
olvida tu sotana y
deja los pantalones largos
para el ocaso.

Abraza
como yo
esa luz calma
que de ti emana
hacia ahora.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s