Journey

The Second Journey

Acabo de regresar, sí, regresar de nuevo de Huaraz. Pasé semana santa con la familia y con Sobre Héroes y Tumbas de Sábato y con el Anticristo de Nietzsche y con El Mesías de Dune también, porque allá, en esas silenciosas tardes, siempre me provoca leer. Y acabé los dos primeros, y me da la sensación de que luego de terminar SHyT ya no soy el mismo, todo ha cambiado, la percepción de los personajes en esa novela ha sido tan, pero tan profunda, Alejandra me perseguirá por siempre y estoy seguro que se traslapará en mi realidad.

Todo lo que encontré en el libro lo estoy procesando, lentamente, como por ósmosis cada palabra suya. Así llegué a muchas conclusiones, a muchas viñetas que agregar a este caos que es mi mente. La amistad. Reflexiones sobre la amistad, los amigos, los conocidos, quizá me haya sugerido el libro que una amistad tiene sus grados, quiero hacer esto más estricto, en el sentido de que tenemos "conocidos" a montones, con esa palabra tan equívoca, es cierto, y amigos unos pocos. Es por eso que para mí, es hora de elevar otra vez la barra. Elimino de mi lista de amigos a muchos y los pongo de pronto en el lugar que les corresponde de conocidos. Un downgrade que puede servirme para no estar aburriéndome o preocupándome sin sentido.

El Anticristo me dejó un odio fenomenal por los sacerdotes, sé que ese era el objetivo y yo he picado el anzuelo, pero ¡qué ganas de picar el anzuelo!

Pronto comienzo clases, pronto.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s