Friyo bosadas

>Tengo friyo

>A principios de semana salí a caminar por el Olivar con mi enamorada como todos los días de semana que encontramos un hueco en el horario y se nos ocurrió entrar a la biblioteca. Hacía tiempo que no entraba, así que fuimos y nos inscribimos y nos fuimos a mirar los libros. Estuvimos hojeando y hojeando un librote enorme con fotografías de la luna.

Busca a la coneja, me dijo ella, yo buscaba entre las imágenes de las manchas lunares a la coneja. Me acordé de lo que habíamos estado hablando la semana pasada. ¿Qué relación tenía la coneja con la luna? Y no sé como terminamos en una página en inglés que yo le iba traduciendo por el messenger.

Al parecer, muchas culturas relacionan a los conejos con la luna. Una leyenda china, según lo que recuerdo, decía que un dios había bajado a la tierra, se disfrazó de viejito y se quejó de hambre. El mono, el zorro y el conejo se dieron cuenta y corrieron a buscarle comida. Al poco rato regresó el zorro trayéndole algo que había cazado, después llegó el mono y le presentó frutas que había cogido, y el conejo volvió con las manos vacías. «La gente intenta atraparme siempre que me ve, y los niños me persiguen porque soy muy débil» decía el conejo. «Pero prendan una fogata» les dice al zorro y al mono, «para cuando vuelva traeré comida». Los dos animales se quejan de que aparte de que no trae nada el conejo, les ordena prender el fuego, pero cuando ya está lista la lumbre, viene el conejo y le dice al anciano: «Yo no puedo cazar ni robar comida, pero puedes servirte de mí pues tienes hambre». Y el conejo se echa a la hoguera. El dios se compadece del conejo y eleva su cuerpo y lo lleva a la luna, donde todos pueden verlo.

¿Donde está la coneja, dónde está la coneja? me decía. Yo miraba y miraba, como cuando miramos las nubes y les ponemos formas, sí esa tiene forma de dragón… y esa? Esa tiene forma de… oveja?

Me parece recordar que ese artículo también hablaba del conejo de pascua. (Easter Rabbit? ) y se afanaba con una explicación de que Easter proviene de Oestre, que es la diosa de la fertilidad y que está representada por una coneja y que tiene su palacio en la luna.

Cuando salimos de la biblioteca hacía mucho frío, tanto que tuve que ponerme mi casaca y lamenté no haber traido una chalina. Cuando la dejé porqué tenía que ir a su clase, me acordé que tenía que chequear los cursos en la alianza francesa.

Entré a pedagogía y le pregunté a la secrearia si me podían saltear un ciclo porque no me cuadraba ningún horario y me dijeron que no podían. Pero eso sí, vino otra señorita, hay un petitorio de varios alumnos para que abran justo el horario que buscas. Que cuántos alumnos han pedido? Firmaron cuatro, tú serías el quinto. Pero faltan, deben ser al menos 7, me dijo. La maldije un poco mentalmente mientras firmaba y dejaba mi número.

Volví a casa y me moría de frío.

Necesito otro café.

En la mañana escuché que este iba a ser el invierno más frío de los últimos 25 años. Todavía me acuerdo ese año en que el clima se pasó de payaso y no hubo invierno. El fenómeno del Niño dijeon, yo me pasé en manguita corta todo el año. Tiempos aquellos! Tengo friyo!

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s