Uncategorized

Llega junio

Llega junio y sus días cenicientos, tristes y ágiles

llega el delirio de cumplir el fin de mes

la cuota, la parte, la calle

se va

todo el tiempo que he querido aparecerá en julio

como por magia de arte

estuve tanto tiempo concentrado

en coordinar, apagar, encender y medir

que casi olvido lo feliz

que hubiera sido

solo perdurando

en el tiempo

sin palabras complicadas

solo

machacundo.

Hay días cercanos que paso solo en Santa Olalla

Llego a casa cansado cuando quiebra la noche al día

y enciendo las cuatro luces de la casa

para no sentirme

más vacío

en un clic

se iluminan los rincones

y los miro

lentamente los contemplo como si por

casualidad o

fortuna

estuvieran llenos de gente.

A veces escucho a la gente conversando en los días soleados que acaban pronto en Santa Olalla

y recuerdo los días de sol

y fortuna

nuevamente

ahora sentado en el tronco vacío

escucho

el crepitar

del río

y los

huesos

de los muertos

que viven conmigo.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s