demi journey

Restos de aquél que grita su amor en el centro del mundo

El pasado se mezcló un momento en el medio de la semana pasada que no pareció para nada semana pasada para mí, que vivo de mis memorias, que vivo en los recuerdos y que salto de un instante pasado al futuro por instinto. Sí, no me sorprende que el tiempo me parezca tan relativo cuando mis recuerdos son vívidos. Si desaparezco un mes o un año o diez años, el tiempo no pasará para mí, porque veo a mis seres queridos en los instantes que tengo grabados en mi mente, mi memoria, ese terrible pozo de sensaciones me recuerda a diario todos estos momentos tan felices, tan tristes, tan amargos, tan dulces.

Es imposible, por eso, para mí extrañar.

Es imposible.

Pero sí extraño una sensación, una de ellas. Y mañana daré un paso más para recuperarla, porque este año he decidido volver siete años en el tiempo y volver al mismo instante en que había quedado todo desperdigado. Mi corazón con mis juegos de memoria, mi futuro y mi pasado, mis amigos y los porqués, y las verdades y mentiras de todos los caminos.. a un paso de mí, a un día de mí.

Y tan fácil que es decir adiós. Y tan fácil que es volver. Y tan fácil que es desbaratar mundos, empezar de cero, parirme nuevamente y ser feliz, todo por ser feliz, porque sí y porque es lo que quiero.

Al carajo con el mundo, otra vez!

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s