Corteza-mundo

Un par de días para el retorno del eterno vagabundo

Veía las vitrinas de los promovidos a intermedio en la Alianza Francesa y no encontraba mi nombre, buscaba y buscaba y no estaba. Pronto me di cuenta que me había equivocado de vitrina, busqué en la de la izquierda, cruzando el pasadizo y terminé enfrentándome con el triste hecho de que… mi nombre no estaba. Con los pies cansados y los hombros hacia el piso fui a preguntarle a la anfitriona más cercana. "Consulta en secretaría" me dijo. Toqué la puerta y me deslicé adentro, una señorita de lentes y sonrisa me dijo que espere detrás de una mesa redonda… mi nombre y apellidos… "sí, lo que pasa es que tu profesora no ha entregado las notas aún".

Mi alma dio un salto y me alegré por un instante antes de que mi mente me dijera "vieja puta" bien al oído. Decidí celebrarlo con un par de cigarrillos y una caminata. Sobre héroes y tumbas me está llevando mucho rato en terminarlo, más que nada porque no lo leo demasiado, no sé, desde que leí aquellas líneas de Shopenhauer que condenaban a los lectores excesivos me siento menos culpable.

El miércoles fue la clausura de mi taller de narrativa en el CCultural de la Cato, y un día bastante memorable, el jueves me fui a la playa y esta vez sí llevé el bronceador correcto así que no estuve con el horrible ardor toda la noche. El viernes me fui a… :X

Y bien, se me acabó la semana y lo que no quiero contar no lo cuento. Mañana iré de vuelta a la universida después de un tiempo que no iba. Y todo empezará de nuevo.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s