Interlude

Sentido

 
Todo cobra sentido de un momento a otro y en una fracción de segundo, como una epifanía, como el instante en que encuentro pegada a mi muñeca la última pieza que me faltaba para completar el rompecabezas.
 
Y entonces lo entiendo.
 
Y la tristeza llega, pero yo ya no estoy
 
Ni estaré ahí
 
Para que no me encuentre.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s